NEW BEDFORD — Los defensores de la comunidad inmigrante de la región se están movilizando para preservar la ley de licencias de conducir para inmigrantes recién promulgada.

Los líderes comunitarios dicen que irán casa por casa en una campaña para convencer a los residentes sobre los beneficios de la nueva ley, que entraría en vigencia en julio de 2023. La ley permitiría que los inmigrantes sin estatus legal soliciten y obtengan licencias de conducir de Massachusetts si cumplir varios requisitos. Fue aprobado abrumadoramente por el Senado y la Cámara de Representantes del estado; luego vetado por el gobernador Charlie Baker; luego se promulgó en junio con una anulación exitosa del veto del gobernador.

Un grupo de oposición respaldado por el candidato republicano a gobernador Geoff Deihl recopiló suficientes firmas durante el verano para colocar la medida en la boleta electoral del 8 de noviembre, dando a los votantes la oportunidad de derogar la ley.

Los líderes del grupo de defensa de los inmigrantes Movimiento Cosecha llamaron a las tácticas utilizadas por quienes recolectaban firmas “propaganda racista”.

Read this story in English here.

La noticia del esfuerzo de derogación causó cierta decepción en la comunidad latina de New Bedford, pero también impulsó a los defensores a tomar medidas. “Iremos de casa en casa hablando con la gente”, dijo Rolando Oliva, líder del Movimiento Cosecha en New Bedford, con la esperanza de convencer a los residentes de que voten a favor de mantener la nueva ley.

“No estamos pidiendo el voto de los candidatos. Estamos pidiendo licencias”, dijo Oliva durante un festival reciente en el Riverside Park de New Bedford.

= = =

Nota del editor: Gerardo Beltrán Salinas es un periodista chileno que actualmente vive en New Bedford. Brindará una actualización semanal de noticias sobre temas de particular interés para la comunidad de habla espanol.

Thank you to our sponsors

Founding benefactors: Irwin and Joan Jacobs, Mary and Jim Ottaway