Vítores, abrazos y aplausos mientras el Senado aprueba licencias de conducir para inmigrantes

BOSTON — Dos guardias de seguridad resguardaban el orden en la galería del Senado de Massachusetts, en el Cuarto Piso de la casa del Estado. Estaba prohibido aplaudir, fotografiar y grabar videos. En el hemiciclo, los senadores entregaban argumentos en favor y en contra de entregar una licencia de conducir a personas indocumentadas, algo tan cotidiano para algunos, pero muy esquivo para miles de inmigrantes.

En la sala, mientras las legisladores debatían, se podía escuchar claramente los gritos y cantos de los manifestantes que aguardaba en la calle el resultado de la votación.


Related


Uno de los momentos emotivos de la sesión fue cuando la senador Sonia Chang-Díaz cambió el idioma del debate y en un perfecto español se dirigió a la comunidad latina: “Ustedes han dado su tiempo, energía, sudor y lágrimas a este proyecto. Ustedes han contribuido a nuestra economía y a nuestras comunidades durante muchos años. Su trabajo, su liderazgo y su lucha nos han traído a este momento histórico”, dijo la senadora. 

Tras esas palabras hubo un tímido intento por aplaudir que fue rápidamente sofocado por las miradas de los guardias. Sin embargo, luego de conocerse el resultado de la votación (35 en favor y 8 en contra), nadie pudo contener la alegría y los festejos que se desataron con abrazos, llanto y bailes.

Thank you to our sponsors

Founding benefactors:
Irwin and Joan Jacobs, Mary and Jim Ottaway